Uso de cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. Aceptar

Magazine de peluquería y barbería

Todos sobre la peluquería, barbería y maquillaje. Noticias, Tendencias, trucos, consejos y mucho más...

5 claves para abrir un salón de peluquería Trucos y consejos

5 claves para abrir un salón de peluquería

Un salón de peluquería y estética bien regentado puede ser un negocio muy rentable, pero hay que tener en cuenta una serie de puntos que son clave para llegar al éxito.

Las personas siempre se inclinan a pagar por los servicios a los que no tienen acceso o no pueden realizar en sus propias casas, y la belleza y estética se sitúan en primer lugar. Según datos oficiales de La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Estanpa), el 85% de las mujeres acuden regularmente a la peluquería, lo que se traduce en 16 millones de usuarias al año. Por su parte, visitan las peluquerías 12 millones de hombres, es decir, el 65% de estos.

Sigue leyendo para profundizar en las claves que necesitas para abrir tu propio salón de peluquería.

 

  1. Cuestión de calidad

En los últimos años se ha producido un elevado aumento del número de peluquerías y se ha incrementado de manera considerable la expansión con grandes cadenas de franquicias, tanto nacionales como internacionales. Según datos oficiales de Estanpa, en España contamos con un salón de peluquería por cada 900 habitantes, por encima de la media de la Unión Europea (1 por cada 1.500).

Las peluquerías que no prestan demasiada atención a la calidad y sólo buscan generar beneficios económicos, lo tienen más complicado para fidelizar a sus clientes, lo que le resta en competitividad.

Para conseguir esa calidad, es muy importante la formación del equipo para poder garantizar un buen servicio al cliente y diferenciarse de la competencia.

 

  1. Imagen de marca

Para poder triunfar en el sector, deberás conocer el modus operandi de las grandes cadenas de peluquería y estética. Las peluquerías modernas se intentan diferenciar de los pequeños comercios familiares ofreciendo una imagen de marca, es decir, brindando un trato semejante y uniforme de todos los empleados. Así los clientes se identificarán con el salón de peluquería y no con un trabajador en particular.

Estudia a la competencia; Elige un grupo de salones exitosos que tengan un mercado objetivo similar, analiza los factores que les hacen triunfar y adáptalas a tu salón. Prescinde de lo que no funciona y adapta lo que puede servir.

  1. Estandarizar es triunfar

Una de las claves para darle a tu salón un valor añadido, es ofertar varios servicios. Por ejemplo, no cerrarse a peluquería de mujeres o de hombres, ya que un servicio unisex no supone una subida de la inversión sino un aumento de los beneficios. También sería un plus el ofrecer al cliente todo lo que necesite en relación con el cuidado de su belleza, tanto en servicios como en venta de productos profesionales.

Según datos oficiales de Estanpa, la oferta de servicios profesionales de estética cuenta con 22.000 centros de belleza que generan más de 3500 millones de euros al año. A esto se le añaden las 15000 cabinas de belleza en peluquerías, cifras que van en aumento con el paso de los años.

  1. ¿Franquicia sí, franquicia no?

La franquicia puede ser una opción para empresarios novatos o con limitados conocimientos profesionales. Es importante tener en cuenta que al crear desde cero un negocio, partes sin ayudas, sin clientes y asumiendo el 100% de los riesgos, que en caso de las cadenas franquiciadas los riesgos son menores.

Para incorporarse a una de estas cadenas se requiere una inversión inicial entre los 60.000 y los 115.000 euros, y contar con un local comercial de al menos 70 m2, ubicado principalmente en zonas con gran tráfico peatonal.

La mayoría cobra un canon de entrada y exige el pago de un royalty y un porcentaje de ventas en concepto de canon de publicidad. A cambio, ceden a sus asociados su “know how” y su imagen de marca, ofrecen amplia formación y asesoramiento, ayudan en el acondicionamiento del local, participan en la selección del personal, etc.

  1. Anuncia tu salón

Cuando el salón esté listo, es el momento de atraer a los clientes. Difunde tu comercio entre tu grupo de amigos y familiares, considera el anunciarte en periódicos, revistas y blogs del sector, y por supuesto, en redes sociales.

- Crea una pagina de Facebook y Twitter. Con información sobre la empresa y actualízala con noticias y promociones. Anima a tus clientes a que dejen su opinión, ya que muchas personas acceden a reseñas antes de pedir una cita.

-Crea tu propio sitio web. Así inspirarás más confianza en los clientes, incluso antes de que estos visiten tu local. Contrata un diseñador gráfico para que cree un sitio web con encanto. Ancla tu sitio web en tus RRSS e incluye un menú desplegable con todos los servicios que se ofrecen en tu local. Sube fotos de calidad y lista de productos profesionales de peluquería que se utilizan en tu negocio.   

Para finalizar, si quieres acceder a nuestros cursos y formaciones sobre gestión de salones de peluquería, entra aquí 


Recomendamos