Magazine de peluquería y barbería

Todos sobre la peluquería, barbería y maquillaje. Noticias, Tendencias, trucos, consejos y mucho más...

4 trucos para tratar con clientes difíciles en tu salón de peluquería Trucos y consejos

4 trucos para tratar con clientes difíciles en tu salón de peluquería

El cabello es una de las señas de identidad de las personas, por lo que la atención al cliente en un salón de peluquería es esencial, ya que es lo que diferencia a un negocio de la competencia. En este sentido, “el cliente siempre tiene la razón” es una de las afirmaciones más repetidas cuando se habla de un trabajo de cara al público, sin embargo, este principio no siempre es cierto, aunque si a un cliente se le trata bien, se puede convertir en el más fiel. Además, en este tipo de establecimientos es esencial el boca a boca de los clientes, ya que una recomendación de un amigo, un compañero de trabajo o un familiar, puede ser la mejor acción de marketing.

Por todo ello hay que intentar conocer a la tipología de clientes que nos visitan, para ser capaces de entender sus inquietudes y tratarlos lo mejor posible, incluso a los más difíciles. En este grupo de consumidores podemos encontrar a los inseguros, aquellos que dudan de sí mismos y lo manifiestan ante ti mostrándose nerviosos pensando que pueda quedar mal el peinado, el corte o el color del cabello. Los insaciables, que hagas lo que hagas, nunca el resultado es lo suficientemente bueno. Los impacientes, que no son capaces de controlar los tiempos y piden unos resultados en tiempos imposibles. Los negativos que nunca ven lo bueno y durante el servicio hacen comentarios desfavorables o el crítico que estudia y analiza cada uno de tus movimientos como si se tratase de una intervención quirúrgica. Cómo ves, la variedad de clientes es en parte la responsable de nuestra creatividad, ya que si todos los clientes fuesen iguales, no evolucionaríamos día a día, convirtiendo cada servicio en un reto único.

Estos son algunos de los perfiles difíciles más recurrentes en los salones de belleza. ¿Alguna vez has tenido que hacer frente a estos clientes? Descubre los trucos para salir del servicio lo más airoso posible.

Desarrolla la escucha y la empatía

En el momento que se detecta a uno de estos perfiles de clientes lo que hay que hacer es intentar identificar el motivo de su reacción y ponerse en su lugar. Haz preguntas, escucha lo que te cuente, deja que se desahogue contigo, comprende lo que le pasa. De esta forma sabrás lo que tienes que contestar y le darás confianza, por lo que se relajará y tendrá en cuenta tus opiniones y recomendaciones.

Cuenta hasta 10

Piensa antes de responder. Cuando el cliente llega enfadado o con una coraza al salón, es probable que te den ganas de tratarle de la misma forma que lo hace contigo, pero no, no respondas de un modo agresivo. Evita ser tajante y determinante, explica tus comentarios incluso cuando planteen cosas casi imposibles y sobre todo, no seas parte de su problema, tu estas ahí para ofrecerle la solución que necesita, ya sea con su cabello, o simplemente con tu actitud y trato agradable. ¿Quieres que te contemos un secreto? Este comportamiento apacible por tu parte, no es lo que espera un cliente que viene dispuesto a luchar y por norma general, le habrás sorprendido positivamente convirtiéndote en su apoyo.

Conoce a tu cliente

Saber sus gustos y sus preferencias es clave para tratarlo de la mejor forma posible. Así se relajará y no se mostrará incómodo o molesto. Para los clientes, elegir un salón de belleza es una decisión de seguridad y confianza. Si es la primera vez que va a tu centro, observa sus actos para saber cómo interactuar.

Pide disculpas

El primer paso es reconocerlo. Si has prometido algo que no puedes conseguir o has cometido algún error, admítelo. Ponle remedio pactando la solución con el cliente. Como decía Benjamin Franklin: “nunca arruines una disculpa con una excusa”. Busca un remedio y tendrás un cliente satisfecho.

Si todavía tienes alguna duda, te dejamos estas interesantes formaciones para ayudarte a conocer a tus clientes y a enamorarlos.

Tipología de clientes

Comunicación efectiva con el cliente

Cómo enamorar a tus clientes