Uso de cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. Aceptar

Magazine de peluquería y barbería

Todos sobre la peluquería, barbería y maquillaje. Noticias, Tendencias, trucos, consejos y mucho más...

Cómo acabar con el estrés en el trabajo

Cómo acabar con el estrés en el trabajo

La presión o tensión nerviosa es una de las consecuencias más horribles del trabajo, sobre todo si eres autónomo y propietario de un negocio, esto te hace especialmente susceptible a efectos negativos del estrés.

Esto se debe a las jornadas más largas de trabajo con respecto a otros puestos, la responsabilidad y la inestabilidad económica según las temporadas.

Aunque no existe fórmula para acabar con el estrés, sí se puede prevenir.  El Portal Cuídate creado por el Ministerio de Trabajo, con la colaboración FSP y UATAE, aconseja aplicar una serie de puntos que relajan el estado mental y físico:

                          

Consejos para acabar con el estrés en el trabajo:

 

  • Mejorar la organización: Es muy importante trabajar en un ambiente calmado y organizado, así los resultados laborales serán positivos. Si conseguimos estos dos ejes, ‘calma’ y ‘organización’, prevalecerá antes la satisfacción por el trabajo realizado y no el agotamiento o estrés.

 

  • Más comunicación: Es vital la comunicación en el entorno laboral. Los malentendidos son la causa principal de que algo no salga bien, y aparezcan momentos de tensión y estrés entre los trabajadores. Hay que conseguir que entre todos los trabajadores se cree un equipo de trabajo sano, sociable y resolutivo.

 

  • Gestiona el tiempo: En ocasiones la sobrecarga de trabajo, el agobio y las tareas pendientes, son síntomas de estrés. Para ello es necesario crear un método que ayude a jerarquizar el trabajo, organizar el orden de las tareas y sobre todo priorizarlas.

 

  • Fijar unos objetivos: Buscar un estilo de dirección con un plan de objetivos favorece el sentimiento de identificación de los trabajadores con la empresa. Si cada empleado trabaja por objetivos, hace que se autogestione sus responsabilidades y se le evalúe en función de resultados y no en función del ritmo de trabajo o las pausas que realice. Así como definir claramente el rol de cada trabajador, hace que mejore el clima laboral y la relación entre los compañeros.

             

  • Técnicas de adaptación al estrés. Como ya sabemos, el estrés es inevitable, pero podemos aumentar la adaptabilidad a él mediante técnicas como la ‘desensibilización sistemática’, que introduce situaciones de estrés creciente hasta conseguir el hábito de relajación o ‘inoculación de estrés’, que se basa en técnicas de respiración y relajación ante el estrés nervioso.

 

  • Distraernos en nuestro tiempo de ocio. La distracción ayuda a prevenir pensamientos negativos o situaciones de estrés. Esto nos ayuda a relativizar el peso de un problema en el trabajo, dentro de nuestra vida personal.

 

  • Hacer ejercicio. Hacer deporte de forma habitual previene el estrés y aumenta la resistencia física y psicológica, y nos ayuda a descansar y recuperar el desarrollo mental y habitual.

 

  • Llevar una dieta equilibrada. Comer sano nos proporciona el aporte energético necesario para mejorar nuestra actitud en el ambiente laboral. La alimentación también es también muy importante para evitar el sobrepeso y las enfermedades cardiovasculares que pueden verse agravadas por el estrés.

Para finalizar, debes saber que una buena comunicación con tus clientes, te ayudará a crear experiencias únicas en cada servicio. Si quieres más información sobre 'comunicación efectiva con el cliente' accede a esta formación impartida por Manel Trinitat pinchando aquí .


Recomendamos