Magazine de peluquería y barbería

Todos sobre la peluquería, barbería y maquillaje. Noticias, Tendencias, trucos, consejos y mucho más...

¿Cómo identificar cada tipo de rostro en peluquería? Técnicas de peluquería

¿Cómo identificar cada tipo de rostro en peluquería?

  • Comparte

Un punto en común en cualquiera de los servicios que realizas en el salón de peluquería es el diagnóstico. Esta parte del servicio debe ser tan valiosa para ti como la sonrisa de un cliente satisfecho.

Cuando realizas un análisis previo a un servicio puedes obtener tanta información como para estar seguro de las técnicas y productos que necesitas aplicar en cada caso. Sin embargo, para llegar a estas decisiones tienes que realizar un esfuerzo para detectar formas y volúmenes que no siempre podrás palpar y son fundamentales para elegir un estilo favorecedor.

El tipo de cabello, el estado en el que se encuentra, su forma o su textura, así como el estilo de vida o la personalidad del cliente son puntos clave para averiguar cuál será tu propuesta más acertada. Sin embargo, no te tienes que olvidar de que el cabello está implantado en el cráneo que, a su vez, es una superficie irregular y que también tendrás que observar durante el diagnóstico. Si lo piensas un momento, a pesar del minucioso análisis que estamos planteando, quién realmente indica si finalmente el estilo elegido será favorecedor o no es el rostro y en este aspecto también hay que examinar sus características.

A pesar de lo que pueda parecer, detectar el tipo de rostro no siempre es tarea fácil. Los huesos de la cara son los principales responsables de la forma que apreciamos a simple vista, pero el contorno del cabello también puede aportar una forma protagonista y no siempre coincidente con los huesos del rostro.

Con la experiencia se adquiere una habilidad extraordinaria para identificar cada tipo de rostro y este es un ejercicio claramente mental, pero antes de nada vamos a recordar las formas de rostro más frecuentes.

Los 8 tipos de rostro más frecuentes

Rostro ovalado

Según los patrones de belleza es el rostro que se considera más equilibrado y en armonía. Si hablamos en un sentido horizontal de las proporciones estéticas, la frente suele ser ligeramente más amplia que los huesos que forman la mandíbula. Las mejillas son visiblemente protagonistas ya que la distancia que hay entre cada pómulo suele ser la medida más ancha. Si observamos este rostro en un sentido vertical, notaremos enseguida que la barbilla es ligeramente más corta que la frente.

Rostro alargado

Un rostro habitualmente vertical, largo y estrecho. Los huesos y las medidas de la frente y la barbilla son muy igualados, a pesar de que es la frente la parte predominante a nivel visual. Por norma general, se considera un rostro delgado, ya que es más alto que ancho y, a diferencia del rostro rectangular, sus contornos son redondeados.

Rostro redondo

Este tipo de rostro es muy fácil de identificar ya que sus contornos son suaves y redondeados en todos sus puntos. Se detecta rápidamente por sus destacados pómulos y suele ser igual de ancho que de largo, si hablamos de medidas, y la parte de mayor tamaño suele estar situada en el centro del rostro.

Rostro cuadrado

En esta forma podrás apreciar de un solo vistazo que la mandíbula y la frente son muy marcadas, anchas, angulosas y de contornos rectos. La medida de la mandíbula, los pómulos y la frente coincide notable y generalmente, es igual de alto que de ancho y la parte más afilada del rostro suele ser la mandíbula.

Rostro rectangular

La frente y la mandíbula son tan angulosas como en el rostro cuadrado mientras que sus líneas verticales son muy rectas y definidas. Claramente es un rostro más alto que ancho, con pómulos altos y elevados además de tener los rasgos estéticos suaves.

Rostro triangular

Rostro característico por tener la mandíbula más ancha (con relación a la frente) y el contorno del cabello en la frente influye en esta percepción visual. La mejilla se muestra redondeada y el espacio entre el final de las cejas y el inicio del cabello es muy reducido.

Rostro corazón o triángulo invertido

Cuentan con una barbilla afilada y puntiaguda a diferencia de la frente, que es el punto más ancho y destacable. La distancia entre los pómulos es muy discreta y la frente es muy proporcionada tanto en ancho como en alto.

Rostro diamante o con forma de rombo

Este rostro es más alto que ancho y, a diferencia de lo que pueda parecer, es bastante armonioso. Los huesos de la mandíbula son muy afilados y se estrechan en la barbilla, que resulta puntiaguda.

Si quieres aprender qué es lo que más favorece a cada tipo de rostro, descubre en esta formación todas las claves, haz click aquí para acceder.

Te recomendamos estas formaciones

Formas del rostro

05:30
OBJETIVOS A través de esta formación conseguirás: Analizar las formas del rostro Analizar las variantes para la creación estilos favorecedores Aprender a personalizar las técnicas TÉCNICAS Siguiendo este tutorial pondrás…
Gratis

4 Técnicas para cualquier corte

01:30:25
OBJETIVOS A través de esta formación conseguirás: Variedad de resultados con pocos pasos Entenderás cómo estructurar tus propios cortes Conocerás la importancia del color para potenciar los cortes Adquirirás conocimientos para…