Uso de cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. Aceptar

Magazine de peluquería y barbería

Todos sobre la peluquería, barbería y maquillaje. Noticias, Tendencias, trucos, consejos y mucho más...

¿Escuchas a tus clientes? Rentabiliza tu salón

¿Escuchas a tus clientes?

Cómo nos comunicamos con nuestros clientes es muy importante a la hora de transmitirles confianza y seguridad. Manel Trinitat nos explica las claves en este artículo.

“SÍ. Es justo lo que quería, Bea… ¡Me encanta!” Este sería el broche final perfecto tras un excelente servicio de peluquería, lo que siempre se debería escuchar. Son muchos los elementos que entran en juego para que se propicie dicho resultado.

Sin duda, uno de los más importantes es la Comunicación, que tiene un papel protagonista tanto para el profesional como para el cliente. Por ello, gestionar de forma eficiente el modo en que nos expresamos será el primer paso para trasmitir seguridad y confianza a quien pone su imagen en las manos de un profesional, con la absoluta tranquilidad de que se alcanzará un resultado satisfactorio que proyecte y potencie su atractivo.

El sector de la peluquería siempre ha hecho énfasis en su faceta artística y artesanal, pero los impulsos de consumo y frecuencia de visita al salón se han modificado de forma radical. A ello se le debe sumar el giro de 360º que ha sufrido el mercado y la mentalidad del consumidor en su orden de prioridades y exigencias. Esto ha provocado que clientes habituales decidan prescindir de los servicios de su peluquero y acudir a otras peluquerías que se ajusten tanto a sus expectativas como a su poder adquisitivo.

Vivimos tiempos en los que la comunicación es más compleja que antaño y el cliente tiene una “avalancha” de información, no siendo siempre la más adecuada o favorable para él.

Ante todo, el cliente hoy en día necesita estar frente a un profesional que se preocupe de escuchar sus necesidades reales y, con ello, obtener un plus de confort que le haga más fácil su día a día.

Teniendo en cuenta todos estos cambios, y para alcanzar los mejores resultados de rentabilidad y proyección empresarial, los profesionales de la peluquería se deben Reinventar y apostar por escuchar más los argumentos de los clientes. Qué esperan y qué desean conseguir cuando acuden a las manos de un peluquero.

A la hora de asesorar, es preferible dejar atrás fórmulas como: “Está de moda” o “Esto se lleva mucho”, para prestar más atención a los inconvenientes que un estilo muy arriesgado puede provocarle a la mañana siguiente frente al espejo.

En resumen, cada servicio se convierte en un momento único y personalizado para el cliente, atendiendo a todo lo que espera tanto del resultado final como del peluquero. Y ello solo es posible si se cuenta con métodos y procesos de comunicación eficaces y veraces que proporcionen pautas de actuación y, como resultado, los niveles de satisfacción más elevados.


Recomendamos