Uso de cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. Aceptar

Magazine de peluquería y barbería

Todos sobre la peluquería, barbería y maquillaje. Noticias, Tendencias, trucos, consejos y mucho más...

Poner precios en tu peluquería: ¿sí o no? Trucos y consejos

Poner precios en tu peluquería: ¿sí o no?

Esta pregunta seguro que muchos os la habéis planteado al abrir vuestro propio negocio o salón de peluquería. Generalmente es un tema que genera cierto temor. ¿Por qué?

Expertos en el sector servicios, plantean varias teorías. ¿Es productivo poner los precios en la puerta de tu salón? Según estudios dedicados a la gestión de peluquerías, afirman que sí. Siempre y cuando no se pierda la profesionalidad y conexión calidad-precio. Afirman que así los viandantes podrán hacerse una idea del rango de precios de tu peluquería y los servicios que ofreces.

Otra opción, es dejar a disposición del cliente tarjetas impresas con los precios principales y así puedan llevarlos consigo cuando salgan de tu salón. Los expertos mantienen que, si no los pones, el 70% pasará de largo y sólo el 30% que entre a preguntar, se quedará con el precio en la cabeza olvidándolo fácilmente en el transcurso del día.

¿Cómo se deben poner los precios?

Lo que está claro, es que un salón de peluquería no es un Restaurante. No se deben poner los precios y los servicios que ofrecemos como un menú, con su correspondiente foto al más puro estilo “plato combinado”. Ofrecemos toda un experiencia que acompaña y rodea a nuestros servicios y esta información, requiere ser tratada de una manera especial.

No debemos olvidar que nuestro servicio es DIRECTO, basado en un DIAGNÓSTICO previo con una CONSULTA personal con el cliente. Por tanto, únicamente mostraremos los servicios principales haciendo hincapié en algún PLUS que mejore la conexión con nuestro cliente, además de hacer mención a la marca de los productos que utilizamos.

Tener en cuenta también, que NO queremos competir con precios, ni parecernos a la competencia. El cliente que quiere comer bien u obtener un servicio de calidad, lo paga con gusto, aquí funciona igual. Por ejemplo: ‘Nuestro servicio de Color Creativo, que se elabora con ‘X marca’, incluye secado y acabado profesional. Precio:.. ‘

El mensaje debe ser creativo y gustoso a la vista. Si tiene un toque artístico, es un plus a añadir.

Como conclusión; el poner precios en tu salón no es algo negativo, lo que marca la diferencia es el ‘cómo lo pongas’, sin perder profesionalidad, mostrando la calidad del servicio y tu conexión con el cliente. Si quieres más trucos y consejos con diferentes cursos y formaciones de peluquería para aprender a gestionar tu marca y conseguir clientes a través de los nuevos medios, accede a nuestra sección de gestión y protocolo

 


Recomendamos