Uso de cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. Aceptar

Magazine de peluquería y barbería

Todos sobre la peluquería, barbería y maquillaje. Noticias, Tendencias, trucos, consejos y mucho más...

Estilistas: ¿Cuándo se deben utilizar proteínas para el cabello? Trucos y consejos

Estilistas: ¿Cuándo se deben utilizar proteínas para el cabello?

Todos los profesionales estilistas y peluqueros, se preguntan cuándo se deben utilizar proteínas para el cuidado del cabello. El cabello, está compuesto por: 70% Proteína, 15% de humedad, 5% minerales, 5% de pigmentos y 5% de carbohidratos.

Por tanto, nuestro cabello está hecho en gran mayoría de proteínas, que se componen a su vez de unidades más pequeñas llamadas aminoácidos y la ‘cistina’ (que contiene Azufre) es la más dominante. Por tanto, cuando el cabello está dañado, va a necesitar más que aceites capilares. La humedad le aporta flexibilidad y elasticidad al cabello, por lo que añadir una pequeña cantidad de humedad también ayudaría.

 

Seguramente hayas oído hablar también de las ‘ceramidas’, estas son la clave de unión de todas estas proteínas, sería como el pegamento que permite mantener todo unido.

 

PÉRDIDA DE PROTEÍNAS

 

Como ya hemos comentado, las proteínas son los elementos esenciales que le dan brillo, flexibilidad y fuerza al cabello, ahora vamos a estudiar cómo identificar estos daños:

 

  • Causa: Cuando el cabello sufre un daño en la cutícula y ha perdido su contenido de humedad, entonces comenzará a perder proteínas.
  • Como identificarlo: El color del cabello y la proteína tienen estructuras muy similares. Si el cabello ha sufrido un cambio de pigmento, por ejemplo con la erosión solar es probable que pierda proteínas. Se puede observar en cabellos con aspecto opaco, seco y desgastado, y con una sensación áspera al tacto.
  • Haz la prueba: Si crees que un cabello es difícil de ondular, puede que haya perdido elasticidad y proteínas. Una manera de saberlo es humedecer una sección y aplicar tensión. Es decir, hacer el test de elasticidad, si este regresa a su largo original y rebota sin romperse, quiere decir que está saludable. El cabello puede estirarse hasta un 30%, en cambio, si no lo hace, se ve débil y se rompe, entonces tienes que aplicar un tratamiento con proteínas.

 

 

 


Recomendamos