Magazine de peluquería y barbería

Todos sobre la peluquería, barbería y maquillaje. Noticias, Tendencias, trucos, consejos y mucho más...

¿Qué es la colorimetría? Guía técnica para profundizar en el mundo del color Técnicas de peluquería

¿Qué es la colorimetría? Guía técnica para profundizar en el mundo del color

  • Comparte

A lo largo de la historia de la peluquería, el color en el cabello siempre ha tenido un alto poder para potenciar la estética y para realzar la belleza y el bienestar de las personas.

La importancia que tiene para los profesionales del cabello es que permite crear nuevos volúmenes para compensar una forma del rostro determinada, iluminar un tono de la piel o realzar el color de los ojos. Debemos ver la colorimetría, como la teoría más valiosa para convertirse en expertos coloristas y, si algo hay que tener claro, es que sin comprender los conceptos básicos que analizaremos a continuación, no se podrá diagnosticar, proponer ni encontrar la imagen adecuada para cada cliente de forma segura. Y, ¿sabes cuál es la consecuencia de estas tres claves? La fidelización del cliente que, a su vez, se ve traducida en recomendaciones, nuevos clientes y en un importante incremento de tu facturación. ¡Fíjate que sencillo! Solo con cumplir con tu obligación como profesional, es decir, estar formado al máximo en los servicios que ofreces, puede suponer el crecimiento de tu negocio.

Cuando hablamos de colorimetría, no solo nos referimos a las mezclas de los colores en los productos de color o a las técnicas de aplicación. Este concepto va más allá ya que estudia en profundidad los colores de las personas para determinar los tonos exactos que potencian su belleza natural.

El asesoramiento relacionado con los colores resulta de lo más variado y creativo, ya que la materia prima con la que se trabajar, es decir, el cabello, no siempre se encuentra en el mismo estado e influyen muchos factores que la rodean.

En las técnicas de diagnóstico generales, observarás el cabello, sus características, el cuero cabelludo, el color de la piel, los ojos… Sin embargo, no hay que olvidar que el estado de ánimo, la temporada estival o el estilo de vida, porque también serán pistas para descifrar el gran enigma que supone adivinar cuál es el color ideal para cada cliente y para cada momento de su vida.

Antes de adentrarnos en la materia, una pregunta, ¿conoces el interior del cabello?

Empezaremos con un bonito ejercicio de imaginación. Piensa en un jardín, ahora céntrate en la tierra y visualiza un árbol.

El cabello se encuentra en la piel como un árbol en la tierra, el tronco del árbol sería el llamado tallo piloso del cabello y la tierra será el folículo piloso. El inicio de un cabello comienza aproximadamente 4 mm debajo del cuero cabelludo en un pequeño tubo llamado folículo y no puede ser visto hasta que no crece lo suficiente como para salir de dicho folículo y atravesar la epidermis. La parte que vemos a partir del cuero cabelludo es lo que denominaremos fibra capilar y que está formada por su estructura interna conocida como núcleo o corteza y por la cutícula o capa exterior que es la encargada de protegerla. La cutícula del cabello es la que está expuesta a las agresiones externas, químicas y medioambientales y es la que se verá positivamente afectada en los cuidados que dediques al cabello mediante tu profesionalidad y la elección de la cosmética adecuada.

Cómo actúa un tinte en el cabello

Esto servirá para entender y averiguar los productos, colores, tiempos de exposición y formas de aplicación. Se trata del resultado que ocasiona una serie de reacciones químicas en cadena, entre las moléculas del cabello, los pigmentos, el oxidante y, si lo lleva, el amoníaco.

Como ya hemos visto, la capa externa de la estructura del cabello se denomina cutícula. Esta debe abrirse a través de las escamas que posee, para que la coloración permanente penetre dentro del córtex. Una vez que la cutícula se ha separado, el tinte reacciona con la corteza para depositar los pigmentos de color. Los tintes permanentes actúan en dos pasos generalmente simultáneos. El proceso de aclarado que elimina el color natural y el depósito del tono artificial elegido.

El amoníaco, sus derivados o sustitutos son el principal agente químico alcalino, capaz de abrir la cutícula para que el tinte pueda penetrar. Actúa también como catalizador cuando la coloración permanente se mezcla con el oxidante. El peróxido de hidrógeno recuerda, el oxidante, se usa precisamente como agente decolorante que elimina el tono natural y permite que la nueva coloración se fije.

Además, contiene agentes acondicionadores cosméticos que se encargan de devolver a la cutícula su estado original, cerrándola, sellando y protegiendo la nueva tonalidad.

¿En qué consiste la colorimetría?

Una vez comprendido el comportamiento del cabello y de los productos de coloración, llega el momento de adentrarse en un concepto fundamental para poder personalizar los servicios de color que se ofrecen en los salones de peluquería, la colorimetría.

La colorimetría es la ciencia que estudia el color para obtener una serie de valores numéricos que utilizarás para saber medir y mezclar los colores según tus necesidades.

Para poner en práctica este arte harás uso constantemente de la estrella de color o círculo cromático, una herramienta que debe estar presente en tu mente y que encontrarás en las cartas de color con las que podrás orientar a tus clientes. En el círculo o estrella cromática siempre hay dos tipos de colores, los primarios son aquellos que no pueden obtenerse mediante la mezcla de cualquier otro como el azul, el amarillo o el rojo y están considerados como colores únicos o absolutos, y los colores secundarios, que son aquellos formados a través de la mezcla de dos de los colores primarios. Estos colores secundarios son el verde, el naranja y el violeta. Seguro que ya estás adivinando que estas pautas te servirán no solo para crear colores, sino que serán la clave para neutralizarlos.

Para eliminar o neutralizar un color tendrás que trabajar siempre con el círculo cromático, concretamente, eligiendo el color opuesto al que quieres neutralizar. Para que lo entiendas con mayor facilidad, fíjate bien en los siguientes ejemplos:

  • El rojo se neutraliza con su opuesto, que tal y como indica el círculo cromático, es el verde.
  • El amarillo se neutraliza con el morado y el azul con el naranja.

Si lo analizas con detalle te darás cuenta enseguida de que para crear una neutralización real de un color siempre se tiene que producir de una forma o de otra la suma de los tres primarios.

Si quieres poner en práctica estos conceptos y aprender nuevas ideas de formulación de color, así como técnicas de aplicación, entra en www.modumb.com y evoluciona como profesional de la peluquería.

Te recomendamos estas formaciones

Técnica de mecha plana en degradación de color

28:38
OBJETIVOS A través de esta formación conseguirás: Crear un color degradado Combinar varios tonos sin crear contraste TÉCNICAS Siguiendo este tutorial pondrás en práctica: Partición craneal Técnica de mecha plana…

Cómo hacer técnica de mechas con sistema de velos planos

29:26
OBJETIVOS A través de esta formación conseguirás: Aprender las variantes que ofrece la técnica de velos planos Aprender una técnica de aplicación de mechas con un resultado natural Aprender a…