Todo lo que necesitas saber sobre los tipos de patillas que existen

Todo lo que necesitas saber sobre los tipos de patillas que existen

A lo largo de la historia las patillas se han ido modificando en su diseño dependiendo de la moda de la época.

Esto influía en su longitud y forma, por la que, además, podías obtener mucha información sobre la personalidad del portador pudiendo así diferenciar junto a su peinado, la clase social a la que pertenecía, su nivel económico, incluso su nivel intelectual o sus emociones. Durante los últimos años, las patillas han cobrado vida e importancia en el sector de la  peluquería masculina, tanto es así, que cada vez más clientes,  piden y exigen a sus profesionales de la peluquería y a sus estilistas una forma concreta. Por ello, actualmente, es importante como profesional saber que tipos de patilla existen y cuál es su significado. Después de leer este post, podrás saber todo lo que necesitas sobre las patillas y crearás estilos personalizados.

La importancia de las patillas

Las patillas son el punto de unión entre el final de un corte de cabello y el inicio de la barba y como ya te puedes imaginar, la naturaleza es muy caprichosa y nos muestra diferentes tipos de patilla según la persona. Si analizamos su naturaleza podemos encontrar mayor o menor densidad y diferentes anchos pero en ningún caso, observaremos su final ya que estará siempre unida a la barba, de echo, somos nosotros, los peluqueros y especialistas de la barbería quién puede aplicar una nueva forma o longitud para crear una imagen distinta del rostro y la personalidad del cliente. Las patillas pueden ser anchas, más estrechas, con una longitud mayor o menor de pelo, finalizando en pico hacia dentro o hacia fuera e incluso con forma rectangular. Afortunadamente,  existe una gran variedad de opciones y diferentes herramientas de trabajo para obtener cada resultado. Cuando un cliente visita su barbería y tiene barba, sus patillas son una zona clave en su estilo y desde ModumB, queremos remarcar, que las patillas transmiten mucho a los demás sobre nosotros. El cliente no elige un tipo de patilla arbitrariamente, el cliente siente una predisposición hacia un tipo en concreto.

¿Cómo se clasifican las patillas?

Si algo tenemos claro, es que el pelo facial es un buen recurso para dar armonía o personalidad al rostro, según lo necesite. Lo esencial cuando nos enfrentamos al diseño de las patillas de un cliente, es saber lo siguiente:

Las patillas pueden clasificarse atendiendo a diferentes criterios, que se pueden agrupar entre sí, y siendo los más frecuentes por su ancho, forma y altura.

  • Por su anchura
    • Patillas de ancho natural: Puedes utilizarlas por la comodidad para el mantenimiento del propio cliente. Son las más naturales y son las más comunes entre clientes que no quieren transmitir una apariencia demasiado arreglada o refinada.
    • Patillas de ancho natural más o menos finas: Son perfectas para estilizar el rostro del cliente. Estas patillas transmiten en el cliente un mayor mimo y cuidado en los detalles pues requieren mayor dedicación en su diseño.
    • Patillas que amplían su ancho según la caída del pelo: Son características y solicitudes por clientes que quieren hacer alarde muy notorio de cuidado y su forma en las patillas.
  • Por su forma
    • Patillas rectangulares: Son la forma más clásica, formal y sencilla que puede solicitarte un cliente.
    • Patilla fina y larga: Se trata de una anchura que disminuye progresivamente sin llegar a formar un pico. Se adapta tanto a cortes tradicionales como a estilos más modernos y resulta muy apropiada en los rostros muy estrechos.
    • Patillas de pico: Un poco más elaboradas y pueden tener el pico hacia dentro o fuera. El trazo puede ser más fino o de mayor grosor y son perfectas para rostros anchos.
    • Patillas pintorescas: Los clientes que piden este tipo de patillas quieren resaltar especialmente por una causa u otra pues fueron creadas para ello. Hay muy variadas y suelen ir en desacorde con las tendencias actuales de moda por ser exageradas.
    • Patillas ensanchadas: Son poco frecuentes y poco solicitadas por los clientes. Suelen llamar demasiado la atención y a veces forman parte de un estilo suburbano con el cual manifestar un tipo de sensación en la persona/cliente.
    • Patillas tridente: Para los clientes más traviesos, que quieran mostrar un tono desafiante y a veces burlón. Están fuera de todas las tendencias de moda y son significativas.
    • Patillas con dibujo: Resultan artificiales a la vez que divertidas. Guardan apariencia de exceso y son demandadas por aquellos clientes extrovertidos que se adaptan según su estado de animo a diferentes tribus urbanas. Son totalmente opuestas a una patilla natural y son las patillas más efímeras. Son habituales en clientes afroamericanos con piel y pelo negro por el degradado que se puede llegar a alcanzar con sus características físicas.
  • Por su altura
    • Patilla muy corta: Resulta habitual entre ejecutivos y militares y se adapta perfectamente a los cortes de estilo clásico. Su reducida longitud permite potenciar la forma del rostro.
    • Patillas a la altura del lóbulo: Son las patillas más socialmente aceptadas y las más clásicas. Para clientes formales que les gusta su estilo característico. Significan cierta aceptación o imagen social.
    • Patillas a la altura de la oreja: La patilla más elegante por excelencia. Suele representar la masculinidad y sin llegar a ser del todo desafiante ante otras personas. Sin duda es el código de la personalidad, trasmite valores clásicos pero con criterio propio.
    • Patillas a la altura de la mandíbula: Son las menos aceptadas socialmente. Muy llamativas y desafiantes. Suelen producir cierto rechazo. Significan una actitud que indica que estos clientes mantienen sus propios limites.
  • Si te ha resultado interesante todo lo que te hemos contado sobre las patillas, te esperamos en nuestros cursos y formaciones online. Atrévete a aprender más sobre las patillas y el cabello masculino.

    Formaciones Relacionadas

    Destacamos

    Soluciones productos y tratamientos de peluquería