Magazine de peluquería y barbería

Todos sobre la peluquería, barbería y maquillaje. Noticias, Tendencias, trucos, consejos y mucho más...

Tres formas de analizar el cabello de nuestro cliente antes de elegir el tratamiento correcto Técnicas de peluquería

Tres formas de analizar el cabello de nuestro cliente antes de elegir el tratamiento correcto

Cómo determinar la textura del cabello, elasticidad y porosidad

Tus clientes solicitan una cita contigo por tu opinión profesional, habilidades y conocimientos sobre el cabello, pero, ¿realmente cubrimos sus espectativas? Empieza a mejorar la experiencia de tus clientes con un proceso de consulta y terminando con un resultado de tratamiento exitoso. Por ello, te traemos tres técnicas para analizar las características y estado de su cabello, las cuales, cambiarán la forma de pensar sobre tu rutina de servicio en el salón de peluquería.

1. Analiza la textura del cabello

Entender la textura del cabello es un paso crítico antes de formular un tratamiento personalizado. Esto te mostrará el diámetro de cada hebra, los tratamientos que son adecuados para cada tipo de cabello y asegurar unos mejores resultados finales. 

Cómo debes hacerlo: coge una hebra de cabello de la coronilla. A continuación, desliza el dedo pulgar e índice hasta llegar a la punta, de este modo podrás evaluar el grosor del cabello. El pelo será fino, medio o grueso. Por otro lado, con indepencia del resultado que observes tras esta prueba, debes averiguar durante la consulta, cuales son sus hábitos de peinado e intenciones respecto a su look, ya que no es lo mismo elegir un tratamiento para relajar la textura de un cabello grueso y rizado, que uno para reavivar los rizos y tonificarlos.

2. Test de la elasticidad

¿Cuál es la forma más fácil para determinar el estado de salud del cabello de un cliente? Si quieres conocer hasta qué punto una hebra de cabello puede estirarse y volver a su forma natural sin romperse, puedes realizar la prueba de elasticidad, la cual revelará rápidamente el estado actual de la corteza y el estado en el que se encuentra. 

Cómo debes hacerlo: Debes sostener una hebra de cabello húmedo entre los dedos pulgar e índice, luego debes estirarlo suavemente. El cabello sano puede expandirse hasta un 30% de su longitud y volverá a su tamaño original. Al contrario que el cabello poroso, que se estirará más, perdiendo su forma o incluso rompiéndose. 

Por si tienes alguna duda, te dejamos más detalles explicados paso a paso en esta videoformación sobre cómo hacer un test de elasticidad en el cabellohttps://www.modumb.com/curso-peluqueria-corte-visagismo-hombre-mujer/como-realizar-elasticidad-en-el-cabello

3. Evaluar la porosidad

¿Buscar que el cabello retenga mejor el color y evitar el desvanecimiento o los cambios en los resultados? Para ello, tienes que evaluar la porosidad antes de empezar con un servicio o tratamiento de color para medir cómo de dañada está la cutícula del cabello. 

Cómo debes hacerlo: Sujeta una pequeña sección del cabello entre tu dedos pulgar e índice con tensión. A continuación, desliza el pulgar y el índice hacia arriba y hacia abajo para observar la rugosidad y el tacto. De este modo, veremos que el cabello sano reflejará la luz y el cabello poroso absorberá la luz.  Si quieres saber más sobre el test de porosidad en el cabello, no te puedes perder esta video formación: https://www.modumb.com/curso-peluqueria-color/curso-test-de-porosidad-del-cabello

Una vez que hayas hecho una evaluación precisa del cabello, debes hablar con tus clientes acerca de las opciones o servicios que puedes ofrecer para mejorar su cabello. 

No olvides visitar las diferentes categorías formativas de ModumB, dónde encontrarás mucho más para completar el servicio de tus clientes. ¡Te esperamos!