Magazine de peluquería y barbería

Todos sobre la peluquería, barbería y maquillaje. Noticias, Tendencias, trucos, consejos y mucho más...

Uñas de gel: todo aquello que debes saber para una manicura impecable Tendencias

Uñas de gel: todo aquello que debes saber para una manicura impecable

  • Comparte

Llevar una manicura cuidada y acorde a las tendencias es ya un básico para cualquier mujer que se preocupe por su apariencia.

No solo basta con recortar las uñas y pintarlas. Actualmente el Nail Art o el arte de decorar las uñas (incluso casi como verdaderas obras de arte) ha llegado a nuestro país para quedarse y cualquier amante de la moda y de las tendencias incluye la decoración y el mantenimiento de su manicura dentro de sus rituales de belleza.

Pero, ¿cuál es la mejor técnica para la manicura?

La respuesta es sencilla: la manicura en gel garantiza unos resultados perfectos y duraderos capaces de resolver las imperfecciones de las uñas más estropeadas.

¿Qué son las uñas de gel?

Las uñas de gel son un tipo de uña postiza hecha con un material acrílico que se adhiere a la uña mediante un pegamento específico con el fin de garantizar una manicura perfecta incluso en casos difíciles de reconstrucción como son pérdida de uña, uñas comidas o uñas quebradizas. También es una técnica muy utilizada para aumentar la longitud de la uña.

¿Cuáles son las ventajas de la manicura en gel?

La principal ventaja de las uñas de gel es su duración en el tiempo, ya que permanecen perfectas mínimo tres semanas.

La segunda ventaja con respecto a otro tipo de técnicas de manicura es que en el caso de las uñas de gel, la manicurista puede ir haciendo las correcciones que considere oportunas en las uñas durante el proceso de tal forma, que con esta técnica se garantiza los resultados deseados por parte de la clienta.

En tercer lugar, las uñas de gel dan una apariencia 100% natural y son más fuertes que otro tipo de uñas postizas por lo que, como hemos comentado anteriormente, permanecen intactas en el tiempo.

Por último, esta técnica es inolora, ya que mientras se está esculpiendo la uña no se procede al secado sino posteriormente a través de una lámpara de rayos uva, por lo que no es necesario ningún tipo de producto específico para ello.

¡Con las uñas de gel nuestra clienta puede despedirse de la manicura semanal! Después de una sesión con la esteticista de unos 40 ó 50 minutos (dependiendo del estado de la uña y de la situación de partida), el esmalte de gel durará perfectamente de 2 a 3 meses siempre y cuando se cuide adecuadamente la manicura.

Diferencias entre las uñas de gel y el esmalte semipermanente

A menudo hay confusión entre las dos técnicas.

El esmalte semipermanente es similar a la laca clásica. La diferencia está en la fórmula y el secado que se lleva a cabo utilizando la lámpara LED o UV y en la duración que es de dos a tres semanas (pero mucho también depende del estilo de vida).

El gel, por su parte, permite cambiar la longitud y la forma de las uñas.

Las dos técnicas también difieren en la eliminación del esmalte. En el caso del esmalte semipermanente es suficiente utilizar un disolvente para eliminarlo, mientras que en el caso de las uñas de gel es necesario limar la uña.

Uñas de gel: cuándo elegir este tipo de nail art

En realidad es un tipo de manicura apto para todos los públicos y para todas las mujeres que quieran mostrar unas uñas bonitas, pero está especialmente recomendado para aquellas personas que sufren onicofagia (hábito compulsivo de comerse las uñas que trae consigo problemas y deformaciones en las cutículas y uñas) o para aquellas uñas que no tienen una forma bonita. De esta manera, la manicura de gel permite trabajar en la estructura de las uñas, asegurando un color duradero.

Uñas de gel y reconstrucción de uñas: ¿alargamiento o recubrimiento?

La manicura de gel permite la reconstrucción de las uñas alargándolas con la aplicación de un tip sobre la uña original. En el caso de que el cliente no quiera el servicio de alargamiento de la uña sino solo de recubrimiento o reconstrucción de la misma, simplemente se aplicará el gel de reconstrucción como tratamiento para recubrir la uña natural. ¡La manicura en gel nos da ambas opciones!

Cómo y dónde hacer las uñas de gel

Es necesario acudir a un experto que sepa cómo evaluar el estado de la uña del cliente y recomendar el tratamiento adecuado.

En cuanto a la retirada de las uñas de gel, la asistencia al salón se hace imprescindible por parte del cliente debido a que este proceso requiere un procedimiento específico para proteger la salud de las uñas.

Manicura en gel: rutina de belleza

Es necesario informar a la clienta de los cuidados necesarios en el día a día para garantizar una manicura de gel perfecta y duradera.

El cuidado de la uña a diario es importante incluso en los casos de reconstrucción de la uña, por ello debemos transmitirles la necesidad de aplicarse un aceite específico para las cutículas y una crema hidratante para las manos, dejándola que actúe durante toda la noche.

Uñas de gel: los mitos a desmitificar  

La frase más manida en cuanto a manicura se refiere es 'Las uñas tienen que respirar'.

Nada más lejos de la realidad, ya que las uñas no son seres vivos y no respiran y, por lo tanto, no hay razón válida para no usar un esmalte o hacerse la manicura en gel siempre que se quiera.

Basta con mirar las uñas: si parecen débiles y quebradizas o tienen manchas o rayas extrañas, el profesional aconsejarás al cliente antes de renovar la manicura.